Nota de Prensa

Presidente Hernández sobre señalamiento a Mel Zelaya:

“Nadie puede estar por encima de la ley, caiga quien caiga, siempre lo hemos dicho”

  • Honduras se ha ganado el respeto a pulso por su política de seguridad y seguirá en esa dirección, dice.
  • “Solo existen dos caminos para Honduras: el camino bueno y el camino malo”, reitera.
  • Afirma que cada persona debe responder por sus actos y a cada quien se le debe respetar su estado de inocencia.
  • Mel Zelaya y Salvador Nasralla coinciden en que siempre se han opuesto a medidas que favorecen al país en materia de seguridad, señala.

Tegucigalpa, 29 de julio. “Nadie puede estar por encima de la ley, caiga quien caiga, siempre lo hemos dicho”, dijo hoy el presidente Juan Orlando Hernández en relación al señalamiento al exmandatario Manuel Zelaya de haber recibido dinero del hondureño Héctor Emilio Fernández Rosa, alias “Don H”, quien está enjuiciado en Estados Unidos por narcotráfico.

Según publicó este lunes diario La Prensa, la Fiscalía de los Estados Unidos señala que “Don H” pagó dos millones de dólares a un funcionario que se desempeñó como presidente a partir de 2006 y que salió de su cargo en 2009 por un golpe de Estado.

En conferencia de prensa en Casa de Gobierno, el presidente Hernández expresó que “yo, más en referirme a un caso en particular, quiero decir que cuando yo estaba en el Congreso Nacional como presidente comenzamos una hoja de ruta que la hemos seguido hasta el día de hoy y la seguiremos”.

Recordó que en esa época “yo decía que aquí solo existen dos caminos para Honduras: el camino bueno y el camino malo, pero en ese camino debemos de tener claridad: primero, sobre estos exfuncionarios que se han mencionado debe de seguirse el debido proceso, no solamente en Honduras, sino que en cualquier lugar del mundo, ese es un imperativo”.

El gobernante advirtió que nadie puede ser considerado culpable sin un debido proceso, el estado de inocencia, pero señaló que “nadie está por encima de la ley”.

Un mismo patrón

El presidente Hernández recordó que en las últimas dos elecciones se ha seguido un mismo patrón de parte de las personas que siempre se han opuesto a las propuestas de cambio en el país.

“Yo dije, cuando iniciamos en el 2013: vamos a impulsar la extradición. ¿Quiénes se opusieron a la extradición en aquel momento, todo este tiempo y ahora quiénes se siguen oponiendo?”, se preguntó.

Siguió recordando que también “dijimos: tenemos que hacer partícipes a las fuerzas militares en tareas de seguridad. ¿Quiénes dijeron ‘militares de regreso a los batallones’ y quiénes le apostamos a la fuerza militar apoyando a la Policía en el tema de seguridad?”.

“Creamos la Policía Militar, ¿quiénes se opusieron a la PM? Creamos las cárceles de máxima seguridad, ¿quiénes se opusieron y se siguen oponiendo a las cárceles de máxima seguridad hoy en día?”, continuó preguntándose.

También -dijo- “decidimos impulsar una política anti extorsión y anti maras, ¿quiénes se han opuesto y quiénes se han declarado amigos de las maras?”.

“Aquí hay dos caminos y sigue la tendencia”, resaltó el gobernante.

Asimismo, se preguntó: “¿Quiénes son los que han estado apostando a que el país recupere su estado de derecho, tengamos un país más seguro?, y quienes han estado en contra de estas medidas están del otro lado”.

“Mel Zelaya y Salvador Nasralla coinciden en los que siempre se han opuesto a estas medidas”, señaló.

Sin embargo, advirtió el titular del Ejecutivo, “nosotros seguiremos impulsando el camino bueno”.

Digno de imitar

El mandatario insistió en que “la decisión que tomamos en aquel momento hoy en día la alaban otros países; son decenas de hondureños que al ser buscados por otros países van al proceso de extradición y otros, al ver la determinación nuestra en la elección del 2013, diez días después se fueron a entregar”.

Pero aclaró que no solo se han ido a entregar a los Estados Unidos, sino que también a otros países.

“Yo siempre he dicho y lo sigo sosteniendo: que nadie se nos acerque a pedir favores que colinden o irrespeten la ley”, enfatizó el titular del Ejecutivo.

Siguió expresando que “ni correligionarios, ni parientes, ni cualquier hondureño, ni amigos. Las reglas están definidas desde hace mucho tiempo, es una política de Estado de Honduras”.

Hernández aseguró que “Honduras se ha ganado el respeto a pulso y por eso tenemos que seguir en esa dirección y cada persona debe de responder por sus actos y a cada quien se le debe de respetar su estado de inocencia y, obviamente, nadie puede estar por encima de la ley, caiga quien caiga, siempre lo hemos dicho”.

 

 

 

 

Siguenos en Redes Sociales
X