Nota de Prensa

En aldea El Cerrón, de Taulabé (Comayagua):

Familias de escasos recursos reciben casas de Vida Mejor

  • Presidente Hernández también entrega especies animales para la cría y así generar ingresos familiares.
  • Con este programa se beneficia a los más humildes, subraya el mandatario.

El Cerrón (Taulabé, Comayagua), 8 de mayo. El presidente de la República, Juan Orlando Hernández, entregó hoy dos viviendas y especies de animales menores a familias de escasos recursos económicos de la aldea El Cerrón, municipio de Taulabé, en el departamento de Comayagua, como parte del programa presidencial Vida Mejor.

“Vida Mejor se trata de atender al más humilde a quien más necesita”, dijo el presidente Hernández.

Recordó que “antes no se daba que un alcalde, alcaldesa, Congreso y mucho menos un Presidente promoviera estos programas para que a la gente más humilde, así de uno en uno, poderle hacer su casita nueva, pero ahora sí lo estamos haciendo”.

“Yo espero que, al dejar alta la vara al Presidente que venga, jamás se le ocurra olvidarse de un programa como Vida Mejor porque eso sería olvidarse de la dignidad de la mayoría de los hondureños que son los más humildes”, dijo, al tiempo que anunció más ayudas.

El mandatario añadió que con el programa de especies menores se busca regresar a las costumbres del campo con la cría de gallinas, cerdos, cabritos y otros animales, para generar ingresos al hogar.

Los beneficiados con las viviendas son doña Adela Cálix y su familia, al igual que el señor Ángel Cálix y su familia.

“Estoy nerviosa, contenta; nunca me imaginé que iba a venir el Presidente, me dijeron así de repente”, dijo doña Adela mientras cargaba a su hija de tres años y el mayor, de ocho años, corría en los alrededores de su nueva casa.

“Me dicen: ‘Mami, qué bonita la casa que nos hicieron; ahí vamos a vivir nosotros, verdad, con usted. Sí, les digo yo’”, agregó.

“Antes vivía bien pobre porque la casita no servía”, relató, pero añadió que siempre soñó con una casa nueva, sueño que le hizo realidad el presidente Hernández.

El otro beneficiado es don Ángel Cálix, de 57 años, quien trabaja la agricultura como jornalero y es padre de cinco hijos.

“Me siento muy alegre y agradecido con el Presidente; yo nunca soñé con una vivienda así, porque uno de pobre no tiene los requisitos para hacer un trabajo de estos”, dijo emocionado don Ángel.

 

 

Exitosa cría de especies menores

En el proyecto de cría de especies menores las historias son de éxito, como la de Hilda Vásquez, quien le contó al mandatario los logros que ha tenido con la cría de cerdos.

Vásquez recordó que empezó con dos cerdas y que cada una reprodujo 16 cerditos, que se venden a 1.500 lempiras el animal.

“Me ha ido bien; gracias a usted (Presidente), por las ayudas que nos ha dado, nos ayuda bastante a nosotros y a los demás”, afirmó Hilda Vásquez.

La historia con la cría de cerdos es similar en el caso de don Adolfo Martínez, quien dijo que “para mí este programa es excelente; a nosotros como pobres nos da un gran impulso”.

La cría de cerdos, según los testimonios de las personas a las que Vida Mejor les ha cambiado la vida, solo requiere de un pequeño espacio para la reproducción; los cerditos se venden un mes después de nacidos.

 

 

 

 

 

 

Siguenos en Redes Sociales
X